Obtén una Cotización

      ¿Por qué fracasar es importante para tu empresa y cómo hacerlo sin perder tu negocio?   

       

      Por qué fracasar es importante para tu empresa

      Fracasar es importante para tu empresa, pues permite encontrar soluciones que resuelven necesidades de los clientes.

      Fracasar es algo de lo que nadie quiere hablar, pero también una de las experiencias más comunes y recurrentes. Aunque se suele relacionar este concepto a las personas, también aplica con regularidad a las empresas.  

      Y no solo se habla de compañías que recién empiezan, sino de reconocidas marcas a nivel mundial. Algunos ejemplos relevantes son los de Lego y Netflix.  

      En sus esfuerzos por innovar, en 2011, Lego perdió parte de su identidad, y también miles de clientes. Esto la llevó a contratar a diseñadores fieles a su marca para lanzar productos que volvieron a tener acogida con el público. 

      Mientras que, en el mismo año, Netflix tuvo grandes pérdidas tras separar en dos su negocio de envío por correo postal de películas en DVD y la emisión de contenidos en streaming. Luego, la empresa apostaría de lleno por los contenidos on demand y bajo suscripción, llegando a liderar este nicho en los años siguientes y hasta la actualidad. 

      Fracasar está permitido y es parte del aprendizaje, pese a que los negocios no lo entiendan así. La gran mayoría tiene una percepción negativa del fracaso y busca evitarlo a toda costa, especialmente en Latinoamérica, a comparación de mercados como los de Estados Unidos. 

      En industrias más desarrolladas se adopta el modelo de prototipo, en el que el fracaso se considera un ciclo de evolución de la mejora, y, por lo tanto, es bienvenido. 

      ¿Por qué el fracaso es condenado en muchos lugares? Y, lo más importante: ¿de qué manera pueden las organizaciones darle la vuelta al asunto para valorar y ver de forma positiva a esta experiencia aparentemente condenable?  

      Desarrollemos algunos conceptos.

      Mentalidad a largo plazo   

      Todo empieza por la forma de pensar. 

      Muchas empresas se centran únicamente en la generación de ingresos para el día a día, dejando de lado estrategias que podrían ayudarlas a obtener más ganancias y crear valor para el futuro. 

      Las organizaciones que se focalizan en la creación de productos y servicios de calidad orientados al largo plazo están mejor posicionadas para beneficiarse de un crecimiento constante.  

      Y esto es porque las soluciones pensadas para los próximos años no persiguen el objetivo del retorno inmediato, sino que buscan aportar soluciones sostenibles y escalables que aseguren la cobertura de necesidades de un gran número de clientes, lo que a su vez conllevará a una mejor rentabilidad. 

      La importancia de aprender de los clientes 

      La mejor fuente de conocimiento de las empresas son sus clientes. Volviendo al caso de Netflix, parte de su revés se debió a la decisión unilateral de cambiar la relación con su público sin siquiera consultarle. 

      La enmienda tuvo como eje central el interés por conocer las demandas y gustos de sus seguidores. Y felizmente la compañía pudo resarcir los daños causados. 

      De acuerdo con datos recogidos por Hubspot, 76% de los clientes busca que los negocios entiendan sus necesidades por sobre todas las cosas, por lo escucharlos es fundamental para las empresas.  

      Con la escucha activa es posible detectar cuáles son los problemas de los clientes y satisfacer sus necesidades, a fin de mejorar la calidad de los productos y servicios ofrecidos. Aquellas soluciones que no se ajustan a lo requerido por el público deberán ser mejoradas o desechadas: el fin es conseguir propuestas comerciales viables y que cubran una demanda. 

      Probar y encontrar  

      Las empresas también necesitan un espacio para fallar y triunfar. Como solía decirse en Silicon Valley, ‘Fail fast, fail often‘ (fracasa rápido, fracasa mucho).  

      Según el primer Estudio sobre la Cultura de la Experimentación realizado en España y Latinoamérica por Product Hackers, un 59,7% de las empresas encuestadas no realizan experimentos en sus organizaciones, una estadística que debe cambiar si se quiere llegar a tener empresas más innovadoras y que encuentren soluciones para clientes cada vez más exigentes. 

      Y es que experimentar es clave para crecer, sino ¿de qué otra manera se encontrarán los caminos correctos? En este sentido, encontrar productos mínimos viables es clave: se trata de prototipos del producto o servicio que quieren ser lanzados, con unas funciones mínimas que permitan presentarlos a los clientes potenciales para comprobar su interés por el mismo.  

      Compartir la experiencia del fracaso para alcanzar el éxito 

      El fracaso siempre será necesario para desarrollar soluciones que hagan match con el público objetivo. 

      Dar a conocer con los demás esta experiencia servirá de gran ayuda para alcanzar con más facilidad el éxito comercial. El Banco Interamericano de Desarrollo brinda algunas razones 

      • Sistematiza el conocimiento

      La mayoría de las empresas fracasa y ya que el tema es un tabú, el conocimiento que surge de esa experiencia no se está sistematizando. 

      Hay muy pocas investigaciones académicas que estudian de forma cuantitativa el fracaso en los negocios. Eso se debe a que generar datos al respecto es muy difícil. Por ejemplo, en 2014 se creó el Instituto del Fracaso, con una primera investigación que reveló las cinco principales causas del fracaso entre emprendedores en México, las cuales son las siguientes: 

      • Ingresos insuficientes para subsistir (65%) 
      • Falta de indicadores (48%) 
      • Falta de procesos de análisis (44%) 
      • Planeación deficiente (44%) 
      • Problemas en la ejecución (43%) 
      • Fomenta el aprendizaje

      Los resultados que explican el fracaso de un proyecto empresarial son muy útiles no solo para las propias compañías, sino también para la comunidad emprendedora, responsables políticos, aceleradoras y por su puesto los mismos clientes. 

      • Previene riesgos

      La investigación del fracaso en los negocios es una herramienta útil para identificar riesgos y prevenirlos. Los CEO´s necesitan estar atentos a las razones por las que las empresas fracasan para no incurrir en los mismos errores.   

      • Produce datos valiosos

      Las historias de fracaso permiten conocer data primordial con las razones por las que cierran los negocios: por ejemplo, el estudio mencionado dio cuenta de que la mayoría de los errores de las empresas mexicanas estaba en las áreas de finanzas y en la de administración, con un 40% y un 34% respectivamente.  

      • Desarrolla la resiliencia 

      Contar sobre un fracaso incrementa la resiliencia, es decir, la capacidad de recuperación y adaptación ante los imprevistos. En varias charlas empresariales. quienes narranla historia del fracaso de su negocio concluyen diciendo que después de contarlo se sienten mejor.  

      Ciclos de evolución y aprendizaje constante 

      Los mercados están en permanente cambio y en continua evolución: esto conlleva a que los productos que ofrecen las empresas tengan una vida limitada y experimenten una evolución desde el lanzamiento hasta su retirada, pasando por diferentes etapas y sufriendo variaciones en las ventas. 

      La identificación de los factores que afectan a la evolución y la demanda de los productos, así como la duración de cada una de las fases, determinará la capacidad de la empresa para poder adaptar sus productos a las nuevas necesidades de los consumidores. 

      WhatsApp Business Multiagente dashboard
      Guillermo Schmidt

      Guillermo Schmidt

      CEO en Interfono - Pioneros en Cloud Communication

      Empresario e ingeniero de sistemas con 20 años de experiencia transformando empresas establecidas en México, Colombia, Perú y Venezuela. Apasionado por escuchar a los clientes y buscar soluciones digitales a sus problemas. Creador de una metodología que ayuda a planificar, presupuestar, priorizar, ejecutar y verificar proyectos de transformación digital de forma sencilla y dinámica.

      Pin It on Pinterest