Obtén una Cotización

      Echar mano de la colaboración: una acción clave en tiempos de trabajo híbrido  

      colaboracion

      La colaboración es una práctica esencial en el nuevo entorno. ¿Qué deben hacer las empresas para una implementación eficiente? 

      Dice Warren Buffett que “si no puedes comunicarte, es como guiñarle un ojo a una chica en la oscuridad, no pasa nada. Puedes tener toda la capacidad intelectual del mundo, pero tienes que ser capaz de transmitirla”.  

      Esta es una de las grandes reflexiones de uno de los hombres más ricos del mundo y uno de los mejores inversionistas de todos los tiempos. 

      La comunicación es clave para todos los ámbitos de la vida, y más aún en los negocios, donde una idea no transmitida o no compartida correctamente puede hacer que una empresa deje de ganar mucho dinero. 

      En esta ecuación, la colaboración, un ejercicio en el que la comunicación es una piedra angular, tiene un valor más que importante en las organizaciones. 

      La pandemia y la aceleración digital de los últimos años han provocado que la colaboración remota sea hoy prácticamente la norma. Responder a este cambio repentino en dinámicas de equipo y de relación humana exige del liderazgo una evolución urgente de la forma de entender y operar la colaboración.  

      Las organizaciones han respondido los desafíos del trabajo remoto proporcionando cada vez más herramientas de TI, pero varios estudios están demostrando que tales recursos no mejoran la productividad o la colaboración por sí mismas e inclusive han generado una sobrecarga de información. 

      La comunicación y el compartir información son importantes, pero la colaboración es un proceso mucho más amplio, centrado en una integración formal de objetivos, procesos y criterios a nivel humano. 

      Para entender mejor la importancia de esto, imaginemos el proporcionar el equipo de seguridad a un grupo de operadores en una fábrica, pero sin aportar en paralelo los procedimientos, normas y métricas de seguridad. ¿Se podrían esperar altos índices niveles de seguridad solo porque el personal tiene el equipo?  

      Estas son algunas de las consideraciones para establecer sistemas de colaboración de alto rendimiento, sin importar diferencias geográficas estructurales, culturales o funcionales.

      1. Enfoque a objetivos, no a actividades

      Los puestos de trabajo necesitan orientarse a objetivos y no estar enfocados tanto a las “responsabilidades y tareas”. 

      Los tiempos han cambiado y ahora son otros parámetros los que miden la habilidad y capacidad de aportar valor de un empleado, quien hoy más que nunca tiene la facilidad de auto-administrarse o gestionar sus esfuerzos y tiempos. 

      Dos de los parámetros más importantes son los indicadores clave de rendimiento (KPIs) y los objetivos y resultados clave (OKRs). Ambos son necesarios y cada uno tiene una función específica y relevante. 

      Los KPI se definen como métricas de rendimiento que evalúan el éxito de una organización o actividad en particular. Se pueden aplicar a proyectos, programas, productos y una variedad de otras iniciativas. Pueden medir el éxito de cualquier cosa, desde objetivos de ventas hasta métricas de redes sociales. 

      Los objetivos y resultados clave (OKR) se definen como una métrica que describe los “objetivos” de la empresa y el equipo junto con los “resultados clave” medibles que definen el logro de cada objetivo.  

      Los OKR son un marco para la definición de objetivos, mientras que los KPI dan seguimiento al rendimiento de los objetivos.

      2. Asegurar que los resultados sean gestionados efectivamente

      La base operativa para una colaboración excepcional es garantizar que cada puesto entregue los resultados acordados y en los tiempos acordados. Si esto no sucede, la colaboración no puede ser efectiva. 

      Esto requiere formalizar la gestión de resultados de manera que: 

      • Estén registrados por escrito cada semana para que haya claridad total de que resultados se están programando y cuándo se entregarán. 
      • Se tenga un registro claro de la eficacia y la eficiencia de cada miembro del equipo en la entrega de estos resultados y con base en estas métricas asegurar una mejora continua en la gestión. 
      • Una vez que hay un registro tangible de resultados a obtener, el líder asegure que sean los necesarios para agregar valor al equipo y al negocio. 

      Todo esto permite a los equipos migrar de administrar actividades a administrar resultados. Este es un cambio particularmente importante en el trabajo remoto y el fundamento para un liderazgo y colaboración de bajo estrés y alta productividad. 

      Las empresas antifrágiles son exitosas

      3. Asegurar que los procesos colaborativos clave sean operados efectivamente y de manera unificada

      Las reuniones, los mensajes en línea y los proyectos son los tres procesos colaborativos que suelen ocupar el 90% o más del tiempo total de colaboración en las organizaciones 

      Como en cualquier otro proceso, se deben establecer protocolos de gestión que aseguren que sean operados de manera efectiva y que solo se lleven a cabo cuando estén enfocados a producir resultados de valor al equipo y al negocio. 

      La “colaboración vacía”, en la que se cae en lo que se conoce como reunionitis paralizante, tiende a matar la innovación y la creación de soluciones de valor, pues solo se crean eventos de diálogo sin fruto. 

      4. Considerar otros aspectos de la vida del trabajador

      Con la llegada de la pandemia y la adopción masiva del trabajo a distancia, miles de personas decidieron tener más equilibrio entre sus labores empresariales y su vida personal.   

      De acuerdo con una encuesta mundial de PwC, uno de cada cinco empleados planea renunciar en el 2022: si bien el salario es un factor clave para esta decisión, también lo son la satisfacción laboral y la capacidad de ser uno mismo en el trabajo, así como dónde y cuándo trabajar. 

      La flexibilidad laboral es cada vez más importante para el personal, según el informe. Sin embargo, existe una desconexión con la forma en que los empleadores ven las cosas: el 26 % de los empleados dijeron que preferirían trabajar a distancia a tiempo completo, pero solo el 18 % dijo que es probable que su empleador adopte ese modelo  

      Por supuesto, una proporción significativa de la fuerza laboral global no puede trabajar de forma remota. Este grupo, el 45% de los encuestados, informó menos satisfacción con su trabajo que aquellos que trabajan en entornos de trabajo híbridos o totalmente remotos (50% en comparación con el 63%), según la encuesta. 

      Colaboración para triunfar en el entorno de hoy 

      Estas consideraciones son los fundamentos para garantizar que los equipos operen su actividad cotidiana con efectividad, de manera remota o en persona.  

      El resultado es la colaboración ágil, el incremento de la productividad cotidiana, con una reducción considerable del estrés y de los tiempos no productivos, tanto para el liderazgo como para el personal. 

      Balance, empatía, humanidad, comunicación y colaboración real son los factores esenciales para que las empresas triunfen en el entorno que nos toca vivir. 

      WhatsApp Business Multiagente dashboard
      Guillermo Schmidt

      Guillermo Schmidt

      CEO en Interfono - Pioneros en Cloud Communication

      Empresario e ingeniero de sistemas con 20 años de experiencia transformando empresas establecidas en México, Colombia, Perú y Venezuela. Apasionado por escuchar a los clientes y buscar soluciones digitales a sus problemas. Creador de una metodología que ayuda a planificar, presupuestar, priorizar, ejecutar y verificar proyectos de transformación digital de forma sencilla y dinámica.

      Pin It on Pinterest